Hipótesis sobre la importancia de la educación técnica a la economía del Ecuador - Nuestro blog - Instituto Santafe

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Hipótesis sobre la importancia de la educación técnica a la economía del Ecuador

Publicado por en Educación técnica ·
Los resultados de un proyecto realizado con la EPN TECH para el Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano nos mostraron, contra la intuición, que en niveles técnicos de educación, más que en los niveles superiores y aún niveles asociados a las fronteras del conocimiento, estaría en juego el núcleo duro de la sociedad del aprendizaje. Aquí se presentan unos puntos de reflexión a partir de la experiencia de la investigación:

El carácter de los procesos productivos, la organización de la empresas y de las actividades económicas en el Ecuador visto a través de  los datos, las visitas a diferentes plantas y el intercambio con expertos confirman que las empresas pequeñas y medianas buscan el mejoramiento de su productividad mediante el aprendizaje continuo en sus métodos y procesos.

Las empresas Incorporan tecnologías en la medida que buscan alcanzar la frontera de posibilidades de producción con los recursos que poseen. Es decir, a su modo las empresas aprenden haciendo: observan lo que hacen, lo redefinen, le hacen ajustes hasta que encuentran que las cosas funcionan mejor, a menor costo y con menor cantidad de insumos. Las empresas aprenden, a la vez, de las mejores prácticas disponibles gracias a su integración al mundo.

Las empresas se desplazan hacia la frontera de posibilidades de producción. En este camino pueden hacer ganancias en productividad. Ese proceso de desplazamiento hacia la frontera puede describirse como aprendizaje.

La innovación, la creatividad que vale la pena para el desarrollo económico no necesariamente están en las fronteras del conocimiento, sino en aquellas actividades de quienes buscan desplazarse hacia la frontera de posibilidades. Es decir en aquellos que hacen “investigación aplicada” en la fábrica, en la planta. Una exposición más formal de estas afirmaciones se puede encontrar en Joseph Stiglitz .

Las empresas necesitan de trabajadores que tengan una disposición cognitiva que les permita establecerse de manera flexible en un puesto de trabajo. Por ello los empresarios insisten en que la formación técnica específica no es un factor fundamental para contratar. Las capacidades un poco más generales llaman la atención, por ejemplo las relacionadas con las buenas prácticas de manufactura.

Mucho de lo que ocurre en el lugar de trabajo cambia constantemente y lo empleadores no esperan que los empleados lleguen equipados para ser miembros plenamente productivos de la fuerza de trabajo. Las empresas son por excelencia las escuelas de formación de los trabajadores.
A medida que las empresas producen, aprenden a hacerlo más eficientemente. Sin embargo hay diferencias entre la productividad de las empresas grandes con las empresas pequeñas.

Los trabajadores van de una empresa a otra y, transmite parten del aprendizaje que ha ocurrido en una empresa a quienes se encuentran en otras. Conocimiento tácito. Transmisión de ideas.

Sala I Martín, un economista de la Universidad de Columbia, señala que el 72% de las grandes ideas viene de la gente común, de los trabajadores de las empresas . Para ilustrarlo de manera gráfica dice que la innovación en América Latina la están haciendo los cocineros (refiriéndose a lo que sucede especialmente en Perú). (Tomada de El Comercio; ..el 72% de las grandes ideas viene de la gente común, la que se queda aquí. Hay una revolución gastronómica en América Latina liderada por Gastón Acurio, en Perú. No solo ha creado un nuevo producto, sino un nuevo tipo de turismo, más riqueza y miles de puestos de trabajo. Esa revolución la están haciendo cocineros. Para que haya miles de Gastón Acurio se necesita que la mayoría de la población sea creativa, curiosa…”)




2016. SantaFe
Regreso al contenido | Regreso al menu principal